Working for legal solutions

Ley 20/2014 de 29 de diciembre del Código de Consumo de Cataluña

Ley 20/2014, de 29 de diciembre, de modificación de la Ley 22/2010, de 20 de julio, del Código de Consumo de Cataluña, para la mejora de la protección de las personas consumidoras en materia de créditos y préstamos hipotecarios, vulnerabilidad económica y relaciones de consumo.

En dicha ley se introducen una serie de modificaciones, entre otras las siguientes:

 

1.- En el artículo 111-1 de la Ley 22/2010, de 20 de julio, del Código de Consumo de Cataluña, se añade un apartado 2 que amplía el concepto de consumidor a las  a las personas físicas empresarias que estén dentro del régimen especial de trabajadores y las empresas prestadoras de servicios básico y servicios de trato continuado, así como a las relaciones entre empresas prestadoras de servicios básicos y servicios de trato continuado y las que tengan la consideración de microempresas de acuereo con la Recomendación 2003/361/CE.

 

2.- Impone a los Notarios la obligación de asegurarse de que las personas consumidoras y los avalistas comprenden correctamente toda la información obligatoria referida al contrato hipotecario antes de firmarlo (que una obviedad así tenga que regularse expresamente, cuanto menos confirma que se ha producido una dejación por parte de los Notarios en el cumplimiento de sus obligaciones como fedatarios públicos, bueno es mi opinión).

 

3.- En el artículo 7, se incluye el artículo 131-3 que prevé que en el marco de los procedimientos de resolución extrajudicial de conflictos de consumo en materia de crédito o préstamo hipotecario que afecten a la vivienda habitual, el organismo competente puede solicitar un informe de evaluación social que determine los riesgos sociales y económicos derivados del proceso de lanzamiento, y este informe puede ir acompañado de propuestas de viabilidad o liquidación ordenada de la deuda, con la inclusión de la dación en pago.

 

4.- Se añade el artículo 132-4, que establece un procedimiento de mediación como requisito previo a la interposición de una demanda de ejecución hipotecaria de la vivienda habitual.

 

5.- Se añade un apartado 4º al artículo 251-6 de la Ley 22/2010, donde se establecen unos parámetros para considerar como abusiva la cláusula suelo, y se fija como abusiva el interés de demora superior a tres veces el interés legal del dinero vigente en el momento de la firma del contrato (matización importante porque el art. 114 de la LEC sólo habla de que los intereses de demora no podrán ser superiores a tres veces el interés legal del dinero, pero sin especificar cuál es el interés que hay que tomar como referencia).

La ley entrará en vigor a los tres meses de su publicación (DOGC 31/12/2014).

chamatabogados • 19 febrero, 2015


Previous Post

Next Post